Gestalt Ceres

Psicología. Gestalt. Terapia floral

C/ Paulino Caballero 39, 3º
Pamplona. Navarra
T. 619229486

Áreas de atención

 

Indicaciones

 “La terapia Gestalt es demasiado valiosa para utilizarla sólo con los enfermos, es una terapia para normales“ (F. Perls)

La Gestalt es una modalidad de terapia que se caracteriza por facilitar el desarrollo del potencial humano (leer más). Nos ayuda a encontrarnos con nosostros mismos desde un trabajo de búsqueda de la congruencia entre lo que pensamos, sentimos y hacemos.

Aprendemos a entendernos, escucharnos, atendernos y aceptarnos, a fin de llegar a contactar con la fuente de nuestras pontencialidades y con nuestros recursos.

La terapia Gestalt está indicada para personas interesadas en su crecimiento personal, en desarrollar su inteligencia emocional, mejorar sus relaciones, ganar autoestima y aprender a confiar en sí mismas, potenciando sus recursos para afrontar las dificultades y los cambios que la vida les presenta, para colaborar así activamente en crear la vida que desean vivir.

No obstante, lo más habitual es que llegemos a terapia desde una situación de crisis o una dificultad en nuestra vida. Entre las razones que originan la demanda de ayuda inicial, más comunes de la terapia Gestalt, encontramos las siguientes:

  • Trabajo de duelo mal concluso, por la muerte de un familiar o separación afectiva, así como emancipación de hijos u otro tipo de pérdidas.
  • Depresión, fatiga, pérdida de energía, desvaloración de sí mismo, sentimientos de culpabilidad, sentimiento de vacío interior y falta de creatividad.
  • Problemas en las relaciones: dificultades de contacto y de comunicación, conflictos sin resolver. Soledad. Ansiedad. Inhibición social o sexual. Bloqueo emocional.
  • Crisis de cambio: etapas de transición personal o profesional.
  • Dificultades en las relaciones de pareja.

 

Terapia Individual

“La Terapia Gestalt, más que una teoría de la psiquis, es un eficaz abordaje terapéutico y una filosofía de la vida que prima la conciencia (el darse cuenta), la propia responsabilidad de los procesos en curso y la fe en la sabiduría intrínseca del organismo (la persona total que somos) para auto-regularse de forma adecuada con un medio cambiante”. (F. Peñarrubia)

Las sesiones son semanales o quincenales,  de una hora de duración.

 

Terapia de Pareja

¿Es el amor un arte? En cuyo caso requiere conocimiento y esfuerzo. ¿O el amor es una sensación placentera cuya experiencia es una cuestión de azar, algo con que uno tropieza si tiene suerte? (Erich Fromm)

La terapia de pareja está orientada a fomentar el autoconocimiento y el entendimiento sobre las pautas e ideas que rigen nuestra forma de relacionarnos y cómo abordarlas ya que, a menudo, generan desconfianza, conflicto, luchas de poder, sentimientos de traición, desvalorización o abandono, que conducen a la incomunicación, el distanciamiento y eventualmente a la ruptura.

Algunas personas anhelamos tener relaciones fluidas, sinceras, íntimas y nutritivas, pero nos cuesta crearlas y mantenerlas vivas y armónicas, porque cuando nos abrimos a alguien, antes o después, se manifiestan nuestras heridas, inseguridades, corazas y carencias más profundas.

Este espacio terapéutico está abierto a la exploración de los conflictos que se abren en la relación de pareja, fomentando el entendimiento y los recursos necesarios para nuevas formas de relación –con uno mismo y con los demás– más conscientes, creativas y gratificantes. La terapia de pareja permite la exploración de la intimidad mediante la honestidad, confianza y responsabilidad.

El encuadre es variado según las necesidades de la pareja, en general se alternan algunas sesiones individuales (una hora) con sesiones de encuentro de ambos miembros de la pareja y los correspondientes terapeutas (hora y media). La duración del proceso es variable, según la demanda, la motivación de la pareja y el estado de deterioro del vínculo.