Gestalt Ceres

Psicología. Gestalt. Terapia floral

C/ Paulino Caballero 39, 3º
Pamplona. Navarra
T. 619229486

Limpieza y Armonización de Espacios con Esencias Florales (2ª Parte)

Segundo de tres escritos enfocados a cómo nos pueden ayudar las esencias florales en la armonización de nuestros espacios vitales y campo energético humano. Publicado en el Boletín de Seflor Nº 20 (2008).

Aura

 

 

Limpieza y Armonización de Espacios con Esencias Florales (Parte 2ª)

 

En el anterior Escrito (1ª parte) incluía la introducción a la temática que nos ocupa, así como las actitudes emocionales (en clave del Sistema Bach) que promueven la pérdida de energía en el contacto personal. Este 2º Escrito abarca la temática de la contaminación energética, tanto del campo energético humano como de los espacios vitales, continúa con la selección de las esencias de protección-limpieza-armonización de Bach y finaliza con las instrucciones para la preparación de sprays protectores.

La “contaminación” de la energía

La “contaminación” de la energía se debe a la absorción de energía de otras personas a través de nuestro campo energético y chacras. Esta absorción o simbiosis energética puede ser agradable cuando así lo deseamos consciente o inconscientemente (e.j. una cena romántica). De hecho las personas con clarividencia describen campos energéticos unidos entre los miembros de una pareja y entre una madre y su hijo (especialmente hasta los 7 años). Sin embargo también podemos “contaminarnos” con energía menos grata.

A veces la energía de otra persona queda en nuestro campo energético. Esto puede provocarnos una sensación de “impureza” (CRAB APPLE). Esto es frecuente en personas con profesiones de “ayuda”, como terapeutas o enfermeras, que trabajan en un ambiente “cargado” de emociones. De hecho, hay lugares donde se encuentra gran cantidad de energía muerta con carga negativa, por ejemplo, asilos de anciano u hospitales (es el concepto de “energía bloqueada del Taoísmo” o de “Orgón mortal” de W. Reich).

Aunque el intercambio energético pertenezca a un ámbito más sutil, de manera que en muchas ocasiones no somos totalmente conscientes, aunque suframos sus efectos, deseo recordar aquí, que no por ello cada uno de los participantes deja de ser responsable por sus acciones (WILLOW): uno es responsable por captar la energía externa y el otro por su vibración.

Dolores de cabeza, vacío, debilidad, sensación de angustia, de opresión en la frente o en la nuca, dificultad de desconectar con el pensamiento, vivenciar emociones de otros, etc.; pueden ser síntomas percibidos relacionados con la contaminación de energía. Además, como en el caso de la pérdida energética, las distancias aquí tampoco son importantes. En estos casos, un paseo por el campo, un baño, ejercicios de visualización energética, entre otros, pueden ser de gran ayuda. También, y es el caso que nos ocupa, podemos ayudarnos con las Esencias Florales.

¿Por qué me ocurre a mi? Responsabilizándonos

Continuando en clave del Sistema Bach:

  • Nos contaminamos donde no tenemos presencia (CLEMATIS, STAR OF BETHLEHEM, ASPEN). Cuanto más claro sea el “sí del Alma en la vida”, más enraizado y protegido se estará. Quienes tienen más dificultades en la encarnación tienen un aura más densa en la altura de la cabeza, porque la mayor parte de su energía permanece en otros niveles más sutiles de la existencia. En consecuencia, las influencias externas juegan libremente.
  • También cuando tenemos dificultad con nuestros límites personales (CENTAURY, WALNUT), se traducirá en dificultad de límites energéticos.
  • La dependencia, simbiosis emocional (confluencia en lenguaje psicoterapéutico, o condición de “ancla” en terminología de armonización energética) también implica una dificultad en separar “lo mío – de los suyo” y de nuevo tendrá un correlato a nivel energético (RED CHESTNUT, WALNUT).
  • Además existe una ley muy precisa sobre lo que atraemos (WILLOW, CHESTNUT BUD): La ley de la atracción establece que atraemos lo mismo que irradiamos. Todo lo que no queramos enfrentar se intensifica porque, además, se suman las energías externas. Esto hay que verlo como una oportunidad de elaborar los traumas acumulados y trabajar los retos (aprendizajes) de nuestra Alma. El Universo es sabio, también con cada uno de nosotros.
  • La contaminación por una purificación incompleta (CRAB APPLE): La piel es para el cuerpo como el aura para el sistema energético. Es una capa protectora que nos cuida para que no perdamos demasiada energía, y por otra parte, rechaza las influencias externas no deseadas. Su cometido también es impedir que haya una fuerte fusión con otros sistemas energéticos, de modo que podamos preservar nuestra identidad. Para ello el aura debe envolver todo el cuerpo y tener un contorno resistente y grueso. En principio, el cuerpo energético está en muy buenas condiciones para descargar las “impurezas” energéticas. El hígado, los riñones y la piel hacen por el cuerpo físico lo mismo que el chacra raíz, los chacras del pie y el aura hacen por el cuerpo energético. A través del campo energético humano se elimina desechos energéticos (nuestros o de nuestro entorno), especialmente los chacras del pie y el chacra raíz conducen esa energía hacia la tierra, que tiene un gran poder transmutador. Por lo general no hay problemas mientras el nivel de absorción y de descargan estén bien equilibrados, para ello, entre otras cosas, de nuevo será necesario un buen enraizamiento (CLEMATIS). Los ejercicios de visualización específicos son de gran ayuda para facilitar este proceso.
  • El auto-conocimiento y la autoestima disminuyen la posibilidad de contaminación. Cuando la personalidad es débil (CENTAURY, PINE, CRAB APPLE, LARCH, MIMULUS, entre otros), será maltratado, no sólo a nivel social sino también energético. Para evitar caer bajo la influencia energética de otras personas será importante tener un buen estado de autoestima, una personalidad “asentada”: “me conozco y me gusto como soy”. La primera cuestión es saber si podemos decir “este soy yo”. Y la segunda cuestión es si puedo decir “me acepto y me gusto como soy”. Éstos son objetivos de desarrollo de toda una vida.

La “contaminación” de espacios, del terapeuta y del espacio terapéutico

Podemos entregar nuestra energía vital (el Chi) a otra personas, en cuyo caso, comenzará a menguar nuestra alegría de vivir, vitalidad y resistencia; por lo tanto, también es posible que contraigamos enfermedades o suframos de depresión.(…). Si se siente débil o enfermo estará más vulnerable, por lo que debe de dejar de trabajar .

(Mantak Chia)

A veces podemos sentir que un lugar está “cargado” y sentirnos indispuestos nada más llegar. Nos ponemos en contacto con la energías de otras personas que han estado allí. Ej. en un despacho de masaje o de psicoterapia donde se descarga energía emocional.

El nivel de contaminación depende de que la persona se haga responsable o no de sus emociones, por lo tanto, quien se siente víctima contaminará el lugar donde esté (WILLOW), con mayor facilidad que alguien que se hace cargo de sus sentimientos.

En un lugar de trabajo como terapeutas es conveniente limpiar el lugar y también nuestro propio sistema energético entre una sesión y otra. Una manera sencilla es lavarnos las manos (hasta el codo) mientras visualizamos la energía contaminada fluyendo por la acción del agua (elemento AGUA). También abrir las ventanas (elemento AIRE), y el uso de inciensos son una forma efectiva de limpiar los espacios (elemento FUEGO), así como la presencia de plantas y piedras (elemento TIERRA). Y, por supuesto, lo que nos ocupa en esta serie de escritos, la utilización de sprays con Esencias de Flores y Gemas. Esto lo podemos reforzar con ejercicios de visualización sobre nuestro campo energético y sobre el emplazamiento o lugar.

Selección de Esencias de protección del Sistema Bach

El Sistema Bach es ampliamente conocido, por lo que en la descripción de las esencias seleccionadas del mismo se muestra las palabras claves entre paréntesis, y el resto de la información es una descripción de la esencia como esencia de protección, limpieza y/o armonización. La selección es personal.

WALNUT (influenciabilidad e inadaptación al cambio): Es la Flor de Bach para protegerse de las influencias externas en general y de los efectos del cambio en particular. Nos ayuda en la delimitación del campo energético, evitando la contaminación energética de otras personas, especialmente indicada en profesiones de ayuda.

HOLLY (rabia, odio, celos y sospecha): Esta esencia contrarresta el odio desarrollando la cualidad del amor, por tanto, ¿qué mejor protección que el amor?. Para armonizar espacios en lo que se desee potenciar la capacidad del amor de las personas. Para “limpiar” (o evitar) de los ambientes discusiones, enfados, celos, envidia, etc.

CRAB APPLE (no gustarse a uno mismo, sensación de sentirse sucio o contaminado): Conocida como la flor limpiadora del sistema, y como tal está incluida en la Crema Rescate. Su principal uso es para ayudar a las personas que sienten que hay algo impuro o contaminante en ellos, o que les desagrada algún aspecto de su apariencia o personalidad. En su dimensión de esencia de protección, esta esencia contrarresta el odio por uno mismo, ¿qué mejor protección que el amor por uno mismo?. Para limpieza de espacios, y para terapeutas (o profesionales de la ayuda) que sienten la necesidad de lavarse o ducharse después de su trabajo, porque se sienten “contaminados” con la energía del otro.

STAR OF BETHLEHEM (traumas) – ASPEN (miedos inespecíficos): La primera de estas esencias actúa como sellador energético en situaciones de trauma y la segunda, Aspen, es un potente protector de influencias “inmateriales”.

RESCUE REMEDY (emergencias): Sellador energético y relajante de ambientes. En forma de spray es útil en ambientes de duelos y de situaciones traumáticas.

CLEMATIS (evasión del presente hacia un futuro mejor) nos ancla en el aquí y ahora, y ayuda a desarrollar las raíces energéticas y la conexión a tierra. Una conexión deficiente dificulta la limpieza y protección energética.

RED CHESTNUT (preocupación desmedida por el bienestar de los seres queridos; simbiosis) es la esencia que nos ayuda a trabajar la simbiosis energética, tanto de los seres queridos como en el ámbito de la consulta (después de involucrarme o empatizar con el paciente hay una dificultad de retirada apropiada con lo que me quedo “pegado a su emoción”, con el correlato energético correspondiente).

CENTAURY (dificultad de expresar la voluntad, de decir no) que a nivel emocional ayuda a trabajar los límites personales, a nivel energético tiene su correspondencia en la delimitación de nuestro espacio energético.

Remito al lector interesado al escrito que sobre la temática de este apartado tiene publicado Ricardo Orozco en su web, titulado Flores de protección.

Ampliando el abanico floral para la Armonización de Espacios: algunas propuestas

Dependiendo de lo que deseemos podemos preparar sprays armonizadores, eligiendo esencias que trabajen en los espacios los siguientes aspectos (que pueden combinarse):

  • Limpieza: CRAB APPLE, ALGODAO, INCENSUM, FLOR BRANCA.
  • Armonización: HOLLY, GREVÍLEA, LIRIO DA PAZ, CORONARIUM, ROSA ROSA, ORQUÍDEA DEL AMOR/TURMALINA ROSA.
  • Reparación: STAR OF BETHELEHEM, ASPEN, RESCUE REMEDY, ARNICA SILVESTRE, ALGODAO, FORMULA EMERGENCIAL.
  • Protección: WALNUT, RED CHESTNUT, CENTAURY, LOTUS/MAGNOLIA, ALLIUM, SAO MIGUEL, CARRAPICHAO, CHAPEU DE SOL, FORMULA EMERGENCIAL, ORQUÍDEA ANGEL DE LA GUARDA/TURMALINA NEGRA.
  • Prosperidad: ABUNDANCIA, BOA SORTE, ALGODAO.

Éstas son sólo algunas de las tan cada vez más posibilidades del panorama floral. He elegido el Sistema Bach, Saint Germain (en cursiva) y alguna propuesta de combinación de Orquídea del Amazonas con una esencia de gema, por ser las que personalmente más frecuentemente utilizo.

La elaboración de los “sprays protectores”

Cantidad de gotas: Frasco de 50 o 100 ml (vidrio oscuro): 1 gota de esencia (stock) por cada 15 ml: 4 en un spray de 50 ml y 7 en un spray de 100 ml. El doble de gotas para el R. Rescate de Bach. Frasco de 250 ml (plástico): La misma cantidad que si fuera de 100 ml porque estos sprays suelen rociar más cantidad de líquido por vez.

Nº de esencias: Será conveniente no pasar de 7.

Combinación de sistemas: En el uso de sprays podremos ser más flexibles en cuanto a la combinación de sistemas, si bien el sistema de Orquídeas del Amazonas por su sutileza deberá usarse para situaciones más especiales y con menos frecuencia, y siempre es aconsejable utilizar la esencia de gema correspondiente, para ayudar a enraizar el aspecto sutil trabajado.

Conservante: 1/10 de alcohol de farmacias. Alternativamente: 1-2 gotas de aceite esencial de aromaterapia elegido por cada 15 ml. Algunos ejemplos: para la armonización agua de rosas; para la relajación agua de azahar o aceite esencial de lavanda; para la protección y limpieza aceite esencial de romero.

Limpieza para la reutilización de los frascos de cristal: La parte de cristal se puede hervir (10 minutos), pero la parte superior no. Puede limpiarse todo el conjunto alternativamente con alcohol, que además elimina bien el olor de los aceites esenciales de aromaterapia.

La tercera y última parte de esta serie de Escritos estará dedicada a la descripción de esencias de protección del Sistema de Saint Germain.

Referencia de este artículo:

Almansa, C. 2008. Limpieza y Armonización de Espacios con Esencias Florales (2ª parte): La contaminación energética y las esencias de protección del sistema Bach. Boletín de SEFLOR Nº 20, pp: 39-45.

Comments are closed.