Gestalt Ceres

Psicología. Gestalt. Terapia floral

C/ Paulino Caballero 39, 3º
Pamplona. Navarra
T. 619229486

Limpieza y Armonización de Espacios con Esencias Florales (3ª Parte)

El tercero de tres escritos enfocados a cómo nos pueden ayudar las esencias florales en la armonización de nuestros espacios vitales y campo energético humano. Publicado en el Boletín de Seflor Nº 22 (2007).

 

milenrramas

Limpieza y Armonización de Espacios con Esencias Florales (Parte 3ª)

 

«Ha llegado el tiempo de saber que somos los únicos causantes y responsables de nuestros estados negativos emocionales, mentales, y también por las enfermedades físicas que cargamos, como así también por todo lo que atraemos de bueno o de malo a nuestras vidas».

Neide Margonari

Introducción al Sistema de Saint Germain

Las flores de Saint Germain pertenecen a un sistema floral abierto (compuesto actualmente por 81 esencias) ya que se siguen incorporando esencias nuevas. El proceso de sintonización y preparación de las esencias florales es el mismo que el del Dr. Edward Bach, con la diferencia de que son hechas con flores de Brasil. Son elaboradas por Neide Margonari.

Las esencias de este sistema están estructuradas en grupos que se relacionan con los 12 rayos utilizados por la Metafísica y que, según su elaboradora, se hacen presente en cada una de las flores que lo componen. Cada rayo manifiesta una cualidad positiva a desarrollar que estaría representada en la flor. Esta energía específica es la que nos llega a través del remedio floral para corregir las inarmonías existentes y restablecer la comunicación perdida con los planos superiores de nuestra existencia.

Este sistema contiene esencias consideradas “altamente energéticas y rápidas en sus resultados”. Aunque a veces es descrito como un sistema floral enfocado a la protección y limpieza energética, porque ciertamente contiene muchas esencias que trabajan estos aspectos, este sistema también contiene remedios florales que trabajan desequilibrios emocionales más básicos (similares al Sistema Bach) y otras aspectos más sutiles o espiritualizados (que deben tomarse en forma unicista). Asimismo, bastantes de las esencias de este sistema están relacionadas con la limpieza de bloqueos traumáticos, sean de esta vida o de otras vidas.

De otro lado destaca como rasgo diferenciador la importancia que la elaboradora otorga a los antecedentes fitoterapéuticos de la planta, que están siendo estudiados como posibles efectos físicos de la esencia floral correspondiente. Su actuación a nivel corporal es, como en otros sistemas florales, indirecta (a través de la reconducción energética que se expresa a distintos niveles). Posiblemente este sistema contenga esencias florales que contemplen una acción más inmediata en el ámbito físico, tal y como indica Gurudas (1989)(1) .

La mayor parte de estas esencias pueden tomarse mezcladas con las de Bach, con la misma frecuencia y proporción de gotas para el preparado estándar con flores de Bach (2 gotas del stock en 30 ml; 4 gotas 4 veces al día). La única diferencia es que pueden mezclarse más nº de esencias, tantas como sean necesarias si están enfocadas a un mismo asunto (se contabiliza el nº de rayos y no el nº de esencias).

Pensando el diagnóstico diferencial Bach-Saint Germain: ¿una vía de percepción más sútil?

Mi experiencia con las esencias florales de Saint Germain no es extensa ni intensa pero sí he podido comprobar su fuerza, eficacia y rapidez de actuación en un nº considerable de ocasiones. La consideración para su uso (entiéndase para la temática que nos ocupa) acostumbra a llegarme por una vía de identificación diferente a las de Bach, desde una fuente más intuitiva y sútil.

Para ilustrar lo anterior voy a tratar de poner un ejemplo, aunque poner en palabras lo energético no es fácil. Veamos el diagnóstico diferencial que uso entre White Chestnut y/o Crab Apple (Bach) vs. Allium (Saint Germain) para pensamientos obsesivos. En el caso de Allium mi sensación al escuchar a la persona describir su asunto obsesivo (que no tiene porqué clasificarlo así, ni darse cuenta de su carácter obsesivo, sino que lo percibe el terapeuta) es de un mayor grado de “locura” o como “de estar poseído por esa idea”, fuera de contexto, exagerada, a veces vinculada a la obsesión de otra persona (“confluencia obsesiva”) o tras entrar en contacto con un espacio o situación concreta, a partir de lo cual la persona entra en un circulo vicioso obsesivo (entiéndase, de otra parte, en el contexto de una persona razonablemente equilibrada; en otro caso véase el apartado 12.2).

Revisando previamente algunos conceptos e ideas

Terminologías en la protección e intercambio energético

Hasta hace muy poco tiempo el ámbito de la protección energética ha permanecido “oculta” (reservado a los maestros y discípulos del “ocultismo”). Actualmente, con los experimentos y evidencias de la física cuántica, la consideración de que pensamientos y emociones son formas de energía, está pasando de tener una acepción “esotérica”(2) a formar parte de una comprensión más abierta de los procesos de intercambio energético y de nuestra constitución sutil o campo energético humano.

Fernández Casanova (2008) refleja estos procesos utilizando una terminología que nos es más próxima, accesible y actualizada que los textos clásicos “ocultistas”. Por ejemplo, denomina “Formas Mentales de Energía” (FME), a la energía que rodea a la persona formada por sus pensamientos y emociones, y que en ocasiones puede dirigirse intencionadamente (consciente o inconscientemente) o tomar identidad propia, pasando a habitar la energía del lugar. Una actualización de la terminología de formas-pensamiento del clásico de Besant y Leadbeater (1945).

Utilicemos un lenguaje más clásico o actualizado, no cambia el hecho de que somos seres de energía y esta energía interactúa con otras personas y con los espacios que habitamos o habitaron otras personas. Tampoco, que en situación normal de armonía estamos suficientemente protegidos, de manera similar a como nuestro sistema inmunitario está en contacto constante con bacterias y virus de nuestro entorno y no por ello tenemos infecciones continuamente; sin embargo:

Cuando existen problema de límites a nivel psicoemocional, esto tiene un correlato en el campo energético humano.

  • También, e independientemente de lo anterior, el aura puede sufrir roturas, agujeros, desgarros y otros daños tras traumas (una emoción muy intensa o una operación quirúrgica, por ejemplo). El cuerpo energético humano tiene su propio sistema auto-curativo (de reparación, limpieza y defensa), pero también le podemos ayudar con las esencias florales, ¡qué mejor terapia que una terapia energética!.
  • A veces nuestro sistema energético puede colapsarse en lugares con abundante carga energética (hospitales, asilos de ancianos, consultas terapéuticas, por ejemplo). En EEUU se estudió que las profesiones con menor expectativas de vida eran los cirujanos y psicoterapeutas. Muchos terapeutas enferman y/o se encuentran con frecuencia desvitalizados. Hay una pérdida energética inherente a estas profesiones “de ayuda”, pero también es cierto que puede hacerse mucho desde la terapéutica floral para limitar pérdidas innecesarias de energía. Es, en mi opinión, una asignatura clave de la formación del terapeuta floral.
  • Desde otro enfoque, lo que ocurre al nivel psicoemocional en el contacto personal tiene su correspondencia a nivel energético. La acción de muchas de las esencias del Sistema de Saint Germain es explicado desde esta dimensión (aunque desde el lenguaje de la Metafísica). El trabajo de Brennan (1987 y 1993), científica con dotes clarividentes que trabajó para la NASA, lo ilustra muy bien, como puede verse en la foto 2. Esta autora hace una magnífica correspondencia entre los caracteres de la Bioenergética de Lowen (2004) (esquizoide, oral, masoquista, psicopático y rígido), sus defensas psicológicas y cómo éstas se reflejan en defensas energéticas.

Foto 2. Reflejo de las actitudes emocionales y mentales en la interacción personal (defensas energéticas, según Brennan, 1987)

Cuando la problemática no es del ámbito del terapeuta floral: derivación

No obstante lo anterior, considero de interés detenerme en un aspecto importante sólo enunciado en los escritos anteriores de esta serie. Comentaba que la consolidación de un sentido de individuación (un “ego sólido”) y el auto-conocimiento es fundamental para la protección energética.

Recomiendo a los terapeutas florales en formación que tomen buena cuenta de las recomendaciones que S. Veilati (2000) hace en la última parte de su libro, sobre la adecuada administración de determinadas esencias dependiendo del nivel de conciencia de la persona (cliente o paciente). En el tema que nos ocupa, concretamente, los trastornos de personalidad borderline o limítrofes (3) se caracterizan precisamente en una confusión entre sus emociones y las del entorno, en unos límites desdibujados y precarios entre ellos y su medioambiente.

Pongo un caso de alguién que solicita acompañamiento floral: “lo que me pasa es que cuando voy caminando puedo sentir las emociones de las otras personas, sé lo que les pasa, por ejemplo, el dependiente de la tienda que me atiende, lo vivencio en carne propia, soy muy permeable, no deseo vivir así, por eso deseo me ayudes con las esencias florales de protección”, en el contexto de “Yo no tengo ningún problema, sino una gran sensibilidad, son los demás que me invaden… atiéndeme en tu consulta aunque hoy sea domingo porque yo también ayudo a los demás y los atiendo en cualquier momento que lo necesiten”. La falta de límites energéticos, conceptuales y la deficiente o ausencia de consideración de tener un problema se evidencian.

Entiendo que la atención a este tipo de clientes sólo debe producirse si se tiene una formación específica en psicoterapia y queda fuera del ámbito de la Terapia Floral. Es por ello que existen pocas experiencias en la ayuda de esencias de protección en estos casos, lo que no quiere decir que no la pueda haber, pero su administración debe ser especializada y controlada (por un psicoterapeuta especializado o psiquiatra conocedor de las esencias florales o un terapeuta floral que trabaje conjuntamente con éste). De hecho es llamativo la investigación del psiquiatra Horacio Watman (2006) que textualmente expongo: “se han realizado fotografías en cámaras Kirlian de pacientes psicóticos, poniéndose en evidencia las características del aura que los rodeaba, presentando un contorno muy irregular con marcadas fugas energéticas”. Y continúa: “se realizaron observaciones en los mismos pacientes luego de largos tratamientos con Star of Bethlehem donde los contornos habrían recobrado su forma habitual sin registrarse dichos escapes, con el correlato clínico de la sintomatología clínica que presentaban los pacientes”.

La mejor protección: el Amor y la Gratitud

Los valores elevados, como el Amor y la Gratitud, de otra parte, son sin duda una de las mejores fuentes de protección en un sentido amplio. La foto 3 muestra el resultado impresionante de un experimento realizado con el conocido método de los cristales de agua de Masaru Emoto (2006). En el laboratorio se obtuvieron los cristales de dos botes de agua. En ambos casos el agua había permanecido junto a un teléfono móvil, pero en la foto de la derecha en el bote de cristal se habían puesto las palabras “amor y gratitud”. Poco más puedo añadir a la evidencia de estas impactantes fotografías.

Foto 3. Experimento “Todo se puede mejorar con AMOR y GRATITUD” (Fuente: Emoto, 2006)

Selección de esencias de Saint Germain

Para este escrito he seleccionado 16 esencias florales individuales, un compuesto de 2 y 3 fórmulas comercializas así por la elaboradora. Ello por ser las más directamente relacionadas con la temática del mismo. Sólo destaco los usos relacionados con la elaboración de vaporizadores para la armonización y limpieza de espacios (vitales y del campo energético humano). Otros usos al nivel emocional, mental o espiritual indicados por la elaboradora pueden leerse en Margonari (2000). La mayor parte de las referencias sobre las indicaciones de las esencias han sido tomadas de los cursos con la elaboradora. Utilizo el nombre vulgar en portugués que utiliza la elaboradora seguido del científico indicado por la misma. En la mayor parte de los casos no he encontrado nombre vulgar en castellano para la especie en cuestión.

Abundancia* (Plectranthus nummularis**)

Esta esencia ayuda a eliminar los bloqueos, en formas de creencias en nuestra mente, en relación a la abundancia. Existen en nuestra cultura muchas creencias negativas respecto al dinero. El dinero es una energía, poderosa sí, pero una simple energía, que nos permite desarrollar nuestra vocación vital. La toma de la esencia permite aceptar la abundancia en nuestra vida, el ser merecedora de ella y también relajarse, soltar, la preocupación por el dinero, por el trabajo, por la supervivencia, comprendiendo, en palabras de N. Margonari que “si estamos en nuestra vocación vital, las cosas (materiales) vienen”. En forma de spray viene a eliminar las formas-pensamiento en locales que impiden la abundancia (negocios anteriores que fracasaron, por ejemplo).

*Traducción encontrada al castellano (en la flora de Venezuela, nombre vulgar): “Orejitas”.

** El nombre científico en latín de esta planta quiere decir “el vanquero”. Como nombre vulgar e portugués también recibe los nombres de dólar y planta-do-dinheiro.

Algodão (Gossypium religiosum) – Algodón

El Algodón es la más importante fibra natural del mundo. Actúa también en nuestros cuerpos físico y sutiles reparando agujeros (“rombos”) en nuestra aura (junto a Árnica Silvestre), causados por traumas físicos y psíquicos, y también por abusos físicos (alimentación, drogas, esfuerzo excesivo, etc.). Indicada para limpiar las memorias energéticas de locales (vivienda, negocios, etc.). También es útil para limpiar nuestras piedras y cristales (y potenciar su poder).

En otros sistemas se le otorga a esta esencia la clave de “vivencia de desnutrición afectiva” Veilati (2000) y de “desprotección, experiencias de violencias física y/o psíquica… reequilibrador de los desarreglos hormonales relacionados con el cabello y la vellosidad” (Algodón, Gossipium arboreum, Sistema Mediterráneo; en Espeche y López, 2000); “Regenera el aura después de traumas físicos y psíquicos” (Cotton, Gossypium hirtusum, Sistema FES-California; en Stern, 2004) (4).

Allium (Allium*) – Ajo

Es un gran protector. Deshace “encantamientos” insanos, (ej. de líderes políticos o religiosos, enamoramientos insanos y obsesivos). Asimismo combate a los “huéspedes indeseados” ofreciendo protección frente a intromisiones de fuerzas psíquicas. Es muy poderoso en caso de obsesiones (es el “desobsesor” del sistema, también de las provocadas por “obsesores”**). Indicado para anular el denominado “mal de ojo” (junto a Árnica Silvestre) que podemos entender como pensamientos con carga emocional de odio, envidia, etc. de otros conducidos normalmente de forma inconsciente hacia una persona. La persona que lo recibe siente un súbito cansancio y desvitalización anormal, bostezos, ojos como nublados, entre otros síntomas.

En otros sistemas se le otorga a esta esencia la indicación para “el miedo que nos paraliza frente a los demás y miedo escénico” Veilati (2000). Espeche y Clemente (2000) identifica como clave del Ajo Salvaje (Allium angulosum, Sistema Mediterráneo) como “ideas de parasitación mental y energética… fortalece la capacidad de destrucción de formas de pensamiento negativas”. También avisan de que este estado se manifiesta en personas con tendencia a reprimir su propia sombra, con la sensación de que existe “un enemigo fuera”. Claudia Stern comenta que “actúa sobre las toxinas del miedo, la inseguridad y la sensación de estar poseído” (Garlic, Allium sativum, Sistema FES-California; en Stern, 1998) .

* La elaboradora no especifica especie.

** Para éste y otros términos del lenguaje clásico de protección energética remito al libro del catalán Fernández Casanova (2008), ya que lo explica de manera clara, sencilla y moderna.

Árnica Silvestre (Solidago microglossa*)

Es una esencia floral de tipo rescate indicada para las situaciones en que el cuerpo físico y/o los cuerpos sutiles son afectados por traumas físicos o psíquicos. Es especialmente indicada en los períodos pre y en los post-operatorios. También para aquellas personas que han sufrido abusos y también para los que abusan de la alimentación, de las bebidas, drogas, etc. Todo lo anterior puede reflejarse en daños en el aura, por lo que es el uno de los selladores del sistema. También trabajar la toma de conciencia para la auto-curación.

*La esencia Árnica es otra planta diferente a la conocida Árnica de otros sistemas; de modo que aunque esta esencia comparte aquí usos similares a Árnica en Mediterráneo (Árnica Montana) y FES-California (Árnica Mollis), es del mismo género que Goldenroad (Solidago california) de FES-California (a la que se le otorgan las palabras claves de “falta de individualidad, sugstionabiliad y mimetismo”; Stern, 1998) o Vara de Oro (Solidago canadensis/Solidago virga-aurea) del Sistema Mediterráneo (“Falta de personalidad social. Síndrome de secta”; Veitati, 2000).

Foto 4. Solidago microglossa (Arnica en SG)

Incensum (Tetradenia riparia)

Desde los tiempos más remotos, el incienso es usado para limpieza y elevación del nivel energético de lugares, actuando la esencia floral en esta misma dirección. Por ello se puede utilizar tanto para la limpieza del aura, como para la purificación de espacios limpiando formas-pensamiento dañinas y otras forma de “basura energética”.

São Miguel (Petrea subserrata)

Si algunas de las esencias anteriormente descritas tenemos conocimiento en otros sistemas u otras esencias con terapéutica similar, ésta es sin embargo una esencia floral peculiar y clave del sistema. Obsérvese la signatura tan espectacular de esta flor (foto 5). Ha sido tomada como logo del sistema.

Según la elaboradora, esta esencia actúa deshaciendo trabajos de “magia negra” dirigidos, pero también inconscientes (a través de pensamientos otras personas nos desean mal aunque conscientemente no tengan el deseo de provocárnoslo). La frase clave para reconocer la necesidad de este floral es la expresión “me siento encadenado”. Considerar en fuertes adicciones (drogas).

Una visión más psicoterapeutizada de esta esencia me conecta con el análisis de guión del Análisis Transaccional en los que mandatos y atribuciones de los padres se convierten en mensajes con mucho poder que afecta a los hijos para el resto de sus vidas. La “magia mala colectiva” es este poder que en otras culturas recibe el nombre de vudú, maldición, mal de ojo, etc. (Steiner, 1992). De modo, que una hipótesis que planteo, es que esta esencia pueda ayudar en guiones de vida destructivos.

Foto 5. São Miguel

Sorgo (Sorghum sorghum) – Sorgo

Esta esencia floral ayuda a trabajar el perdón (hacia los padres) de aquellas personas que cargan con un profundo sentimiento de carencia afectiva y de vacío interno. Por ello, sienten mucha dificultad en convivir con su pareja y también de convivir en grupo, por un sentimiento de la separación o de no pertenencia. Es por ello que el Sorgo puede ser usado también en forma de spray en las reuniones para armonizar y direccionar la energía del grupo hacia su propósito esencial.

Boa Sorte (Cordia verbenácea)

Esta esencia floral contiene, según su elaboradora, potentes energías de limpieza y protectoras. Elimina los obstáculos para poder prosperar frente a las dificultades, en situaciones en que sentimos que tenemos “los caminos cerrados” (“mala pata” o “mala suerte”). Trae a la conciencia deseos de abundancia y felicidad para uno mismo, y también para las personas que nos rodean.

Carrapichão (Desmondium sp)

Según la elaboradora “esta esencia floral viene a liberar a las personas que son vampirizadas por seres encarnados o desencarnados, por medio de las sondas astrales, sin importar la distancia”. Por tanto es una esencia que nos ayuda en la pérdida energética con el contacto con personas. A veces, las personas que “chupan” energía de otras (inconscientemente) necesitan primero desestabilizar emocionalmente a sus victimas, tornándolas vulnerables. Es el caso del maltratador como personas muy seductoras, narcisistas, que van poco a poco creando su “tela de araña”. También en otras situaciones menos extremas, cuando sentimos que el contacto con determinadas personas nos deja agotadas y sin fuerza. En su presencia nos quedamos bloqueados y con grandes dificultades de expresar nuestra opinión o voluntad. También hay un asunto de miedo, culpa, desvalorización, etc. a trabajar del lado del “vampirizado”.

Chapéu de Sol* (Terminalia cappata)

Floral de protección que protege de “todo lo que viene de fuera”, especialmente de la energía de la envidia, emitida por aquellas personas que se sienten amenazadas de quedar a la sombra o en un segundo plano. En palabras de N. Margonari “esta esencia floral es muy útil para los que comienzan a destacarse. La energía del sentimiento de envidia, que muchas veces es emitida en forma inconsciente, es muy perjudicial para la víctima”.

*Nota: Chapéu de Sol en portugués significa paraguas.

Coronarium (Cupania vernalis)

Muy útil en los estados de agitación interna, en situaciones confusas y de gran presión. Desbloquea y armoniza el chacra de la parte superior de la cabeza o chacra coronario. Indicada en manías, paranoia, enfermedad mental, demencia senil y locura. E. Grecco tiene experiencia con esta esencia en personas tendentes a establecer relaciones tormentosas. Es un regulador de excesos emocionales y estados de excitación psicomotriz, produciendo una sensación de serenidad. Por ello es de gran utilidad en forma de spray para relajar ambientes. Opino que puede haber una prometedora investigación en el uso de esta esencia en enfermedades mentales.

Grevilea (Grevillea banksii)

Transmuta los sentimientos de rabia, irritación y nerviosismo, cuando nuestros límites son invadidos por otros. Esta esencia floral es indicada también para los que están viviendo en la polaridad opuesta a este estado, o sea, para los que avanzan sobre los límites físicos y psicológicos ajenos. También, para aquellas personas que son invadidas en sus límites y no lo perciben. Nos muestra la rabia inconsciente para que podamos trabajarla, que de otro modo puede ser muy peligrosa para la salud (ej. tumores). Seleccionada como esencia para utilizar en spray armonizador de ambientes.

Lirio da Paz (Spathiphylum walisii)

Trabaja en las situaciones de conflictos familiares, sociales o espirituales; esto es, conflictos personales (internos) o interpersonales. Aporta paz interna, aleja la negatividad, la ansiedad, la depresión y la tristeza. Nos ayuda a no envolvernos con aquello que nos perjudica. Para su uso también en vaporizador armonizador.

Rosa Rosa (Rosa grandiflora)

Esta esencia floral despierta en nosotros el amor incondicional. Bloqueos de 4º chacra (odio, resentimiento, etc. ), que se manifiesta por medio de estados de desánimo y sentimientos de desamparo. Intensifica nuestra fe a través de la transmutación del miedo. De uso en vaporizadores con finalidad armonizadora.

Flor Branca (Solanum sp*)

Es un floral de limpieza, indicado para los que quieren deshacerse de viejas e inútiles cargas (posiciones mentales y emocionales). Es indicada también para los que desean deshacerse de viejos hábitos. Al tomarla comenzamos a sacar cosas viejas de los armarios (¡síntoma de que nosotros tenemos cosas viejas por eliminar!). Esta esencia floral está indicada para los que se sienten sucios internamente.

Foto 6. Flor Branca

*Elaborada con una especie desconocida del género solanum que la botánica encargada de la clasificación del sistema no supo clasificar.

Lotus*/Magnolia (Nymphaea alba*/ Magnolia grandiflora**) – Nenúfar Blanco/Magnolia

Lótus/Magnólia es una combinación de dos esencias de flores que actúan conjuntamente como un floral de protección. Especialmente indicada para definir la interacción de los campos energéticos; pasamos a percibir lo que realmente es nuestro, y lo que es del otro (sentimientos, energías, etc.). Es el delimitador energético del sistema. Según la elaboradora “aporta inspiración y sensación de bienestar de pertenecer a la Tierra, como así también el sentimiento de real grandeza de nuestra Alma”, actuando abriendo el canal de conexión energético que une la Tierra (a través del 1º chacra) y el Cosmos (a través del 7º chacra). De especial interés para terapeutas en la consulta.

* En castellano “Nenúfar blanco europeo”. No confundir con Lotus de otros sistemas, por ejemplo, en FES-California es Nelumbo nucifera (Stern, 1998), que podemos traducir por Flor de Loto o Loto Sagrado.

** En este caso si coincide con la esencia Magnolia elaborada por FES-California (Stern, 2004), entre otros, aunque la elaboradora del Sistema Saint Germain aconseja tomarla conjuntamente con Lotus, por ello no la comercializa separadamente.

Foto 7. Lotus SG/Magnolia

Populus Panicum (Coreopsis lanceolata)

Esencia que trabaja el pánico por contagio colectivo. En palabras de N. Margonari “para los que fueron u están siendo contaminados por esta nefasta energía debido situaciones de catástrofe y amenazas constantes. Estas energías desequilibran, desestructuran y hacen surgir en nosotros sentimientos de inseguridad y miedo con respecto a el futuro y a la propia vida”.

Formulas

FORMULAS DE AUTO-ELABORACIÓN (no comercializadas como tales)

  • Fórmula para terapeutas en la consulta: Lotus/Magnolia, Árnica Silvestre, Chápeu de Sol y Allium.
  • Fórmula para limpiar la energía “negativa” de los ambientes: Incensum, Allium, Sao Miguel y Boa Sorte.
  • Fórmula para negocios: Abundancia, Boa Sorte y Algodao.
  • Fórmula limpieza de aura: Incensum, Allium, Sao Miguel y Flor Branca.

FÓRMULAS COMERCIALIZADAS (Saint Germain):

Fórmula EMERGENCIAL. Su uso es indicado para las situaciones de emergencia, causados por traumas físicos o emocionales: accidentes, malas noticias, pérdidas irreparables por muerte o por partida, situaciones de gran desesperación, confusión mental, catástrofes, etc.

Es la equivalente al R. Rescate en este sistema. Es de acción rápida. Considerar en las mismas aplicaciones, además como fórmula protectora. Contiene 5 esencias de las seleccionadas que trabajan en aspectos de protección, por lo que tiene un gran efecto limpiador y protector. A nivel físico es un excelente cicatrizante de heridas, como el R. Rescate de Bach. Posiblemente más potente en este uso. Es asimismo de gran ayuda y está especialmente indicado para la personas que “están próximas a desencarnar”. También en pre y post operatorios.

Contiene 12 esencias: Varus + Goiaba + Panicum + Focum + Ipê Roxo + Cidreira + Arnica Silvestre + Algodão + Allium+ São Miguel + Saint Germain + Incensum.

Formula PROSPERIDAD. Nos conecta con la energía de la abundancia. Para “prosperar en la adversidad” (Composición: Abundância, Boa Sorte, São Miguel, Alcachofra, Ameixa, Canela, Goiaba, Anis, Begônia, Triunfo, Boa Deusa, Arnica Silvestre).

Formula PROTECCIÓN. Fórmula protectora. Transmuta y eleva el nivel vibratorio de los espacios (Composición: Chapéu de Sol, São Miguel, Algodão, Boa Sorte, Goiaba, Lótus/Magnólia, Carrapichão, Allium, Incensum, Myrtus, Grevílea, Arnica Silvestre).

Notas

(1) En dicho trabajo aparecen una relación de 50 esencias que “afectan principalmente al cuerpo físico” y otras 63 que “afectan principalmente a los estados etérico y psicológico”, divididas en dos apartados claramente diferenciados.

(2) Del mudo de “lo mágico”, con cierto carácter peyorativo. Según el diccionario de la Real Academia Española: esotérico, ca. (Del gr.). 1. adj. Oculto, reservado. 2. adj. Dicho de una cosa: Que es impenetrable o de difícil acceso para la mente. 3. adj. Se dice de la doctrina que los filósofos de la Antigüedad no comunicaban sino a corto número de sus discípulos. 4. adj. Dicho de una doctrina: Que se transmite oralmente a los iniciados.

(3) Para saber más de estos trastornos, además de la referencia de Veilati (2000), pp: 367-381; puede leerse el capítulo 14 (Tratamiento de personas con alteraciones del carácter) de Yontef (2002), no tanto para enfocar el tratamiento sino para identificar a los clientes que es apropiado derivar. De este aspecto las Formación es de Terapia Floral deben encargarse apropiadamente.

(4) Edward Bach dijo que era importante la selección de la especie dentro de cada género. Sin poner en duda esto en referencia a su sistema, entiendo por sentido común (lo que habría que comprobar) que dado que en cada zona geográfica cada género tiene especies diferentes a otras zonas, si la signatura de la flor es similar, y la planta es silvestre, no debe haber grandes diferencias en el efecto floral.

Referencias bibliográficas

  • Brennan, B. A. (1987). Manos que curan. Editorial Martínez Roca, Barcelona (redición de 2004).
  • Brennan, B.A. (1993). Hágase la Luz. Manos que curan 2ª parte. Editorial Martínez Roca, Barcelona (redición de 2004).
  • Besant, A. y Leadbeater, CW. (1945). Formas del pensamiento. Editorial Kier (7ª edición de 1996).
  • Espeche, B. y López Clemente, P. (2000). Esencias florales del Mediterráneo. Clínica, terapéutica y Bionergética. Ediciones Continente, Buenos Aires.
  • Emoto, M. (2006). El poder curativo del agua. Ediciones Obelisco, Barcelona.
  • Fernández Casanova, VM. (2008). Técnicas de Protección Energética en el ámbito terapéutico y personal. Editorial Indigo, Barcelona.
  • Gurudas (1989). Flower Essences and Vibrational Healing. San Rafael, Cassandra Press. Channeled by Kevin Ryerson and Jon C. Fox.
  • Lowen, A. (2004).Bioenergética. Editorial Diana, México. 24ª edición. Original en inglés de 1977.
  • Margonari, N. (2000). Los Doce Rayos Divinos. Editorial Florales de Saint Germain, Sao Paulo.
  • Steiner, C. (1992). Los guiones que vivimos. Editorial Kairós, Barcelona. Original en inglés de 1974.
  • Stern, C. (1998). Remedios florales de California. Ediciones Martínez Roca, Barcelona.
  • Stern, C. (2004). Los 30 nuevos remedios florales de California para tu salud. Lugar Editorial, Buenos Aires.
  • Veilati, S. (2000). Tratado Completo de Terapia Floral. Editorial Edaf, Madrid.
  • Watman, H. (2006). Abordaje Floral de la psicosis. En: Stern, C. Remedios Florales de Bach. Capítulo XIII, pp. 243-81. Lugar Editorial, Buenos Aires.
  • Yonteff, G. (2002). Proceso y diálogo en Psicoterapia Gestáltica. Editorial Cuatro vientos, Santiago de Chile (3ª Edición).

 Referencia de este artículo:

Almansa, C. 2009. Limpieza y Armonización de Espacios con Esencias Florales (2ª parte): Selección de Esencias de Saint Germain. Boletín de SEFLOR Nº 22. p. 7-16.

Comments are closed.